Consejos legales para reformar viviendas

Hoy en día es difícil encontrar una situación de la realidad que no esté regulada por el Derecho, y es lógico, ya que si no estuviera así nos encontraríamos con vacíos legales que pueden ser peligros para los ciudadanos. Esto sería algo inasumible en un Estado de Derecho como los que disfrutamos en la Unión Europea.

El Estado de Derecho, para aquellos a los que este término les suene a chino mandarín, es un modelo de orden para el país por lo cual este se rige por un sistema de leyes escritas e instituciones ordenado en torno de una constitución, la cual es el fundamento jurídico de las autoridades y funcionarios que se someten a las normas de esta.

Dado que el Derecho lo regula todo, vamos a ver hoy un aspecto importante del Derecho, relacionado con el tema del blog. Y es que las reformas no están excluidas de la Ley, y tienen una regulación específica que está regulada en varias leyes, y no es fácil identificar siempre cual es el contenido de la misma.

Con el fin de aclarar cuales son los aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de hacer una reforma, hoy vamos a comentaros algunas de las situaciones en las que la Ley juega un papel importante, y sobre las que se pueden obtener grandes beneficios por parte de los perjudicados por reformas defectuosas.

Siempre hay alguien responsable

En primer lugar, hay que ver si existe la responsabilidad del Promotor. En toda reforma, ya sea de vivienda completa o parcial, intervienen, al menos dos partes: el promotor y el constructor. El promotor es el propietario de la vivienda y el constructor es la empresa a la que se le contrata la ejecución de la reforma.

En segundo lugar, hay que ver si existe la solicitud de la Licencia de obras correspondiente. El promotor es el responsable de la obtención de las licencias de obra que sean necesarias, con anterioridad a la realización de las obras. La licencia se solicita en el Ayuntamiento de la localidad a la que pertenece la vivienda donde se va realizar la reforma.

En tercer lugar, puede que la responsabilidad sea de la empresa de reformas. Más allá del aspecto económico, existen otra serie de factores que van a influir directamente en el éxito o fracaso de su reforma. Para ampliar las garantías a la hora de realizar la elección de la empresa, aconsejamos evaluar y valorar la capacitación profesional de las personas que van a realizar la coordinación y gestión de los trabajos de su obra.

Para saber si una empresa es de confianza o no, puedes consultar si está inscrita en el Registro de Empresas Autorizadas en el sector de la Construcción, si dispone de seguro de Responsabilidad Civil, y así mismo, si dispone de planes de prevención de riesgos laborales. Estos son algunos de los aspectos a controlar.

En cualquier caso, en los casos en los que una reforma se ha ejecutado con defectos, merece la pena poner en caso en manos de despachos de abogados que puedan ejecutar las acciones en plazo. Es el caso de Peñalver Abogados, un despacho multidisciplinar y plurilingüe con más de 25 años de experiencia, y que además está especializado en Derecho Inmobiliario.