Como escoger la mejor ubicación para asentar nuestra industria

A diferencia de otros países como puede ser el caso de Japón donde sus ciudades crecen en altura por la falta de suelo, en nuestro territorio este problema no existe, lo que propicia que nuestras urbes se desarrollen a lo ancho y largo del terreno, habitualmente siguiendo el curso de ríos, como es el caso de Ourense o costas como sucede en Barcelona. Aunque a pesar de que no tengamos escasez de suelo, sí que es importante saber escoger el lugar idóneo para ubicar nuestra industria puesto que de ello dependerá en parte nuestro éxito y nadie mejor que Area Asesores para guiarnos y asesorarnos de la manera más eficiente posible a la hora de encontrar una ubicación para instalar nuestro negocio.

Dependiendo de cuál sea nuestra actividad comercial, en nuestro país podemos optar por diferentes ubicaciones para instalar nuestra compañía y es que en la actualidad existen diferentes polígonos industriales los cuales se centran en una determinada actividad económica favoreciendo así que los clientes se dirijan a uno u otro lugar dependiendo del sector que les interese en cada momento. En Madrid por ejemplo encontramos ejemplos para este tema que os mencionamos ya que si lo que precisamos son muebles, una sabia elección es encaminarnos al parque comercial Európolis de Las Rozas mientras que, si nuestra empresa se dedica al sector logístico, la mayoría de las compañías se centran en la localidad de San Fernando de Henares. Pero no solo en la comunidad de Madrid tenemos este tipo de suelos industriales ya que en Galicia también se dan casos similares puesto que en Vigo, la ciudad más habitada de la comunidad del noroeste de España, son varios los polígonos que giran en torno a la fábrica que PSA Peugeot Citroën posee en la ciudad olívica actuando de proveedores de la firma gala mientras que en el caso de la capital termal de España, Ourense, existe un recinto industrial denominado Parque Tecnolóxico de Galicia o Tecnópole que, como su propio nombre indica, en él se asientan las compañías del sector tecnológico que tienen un centro de trabajo en Galicia. Además, este recinto que está vallado y con vigilancia privada para garantizar la seguridad de todas las empresas que en él hay, recientemente ha sacado a la venta nuevas parcelas de suelo para aumentar su volumen de empresas tras varios años en los que no se ha abierto la posibilidad de la opción de comprar terreno mientras se estaba ampliando el recinto.

En lo que respecta a los precios, cada zona tiene unos determinados baremos entre los que se fijan los precios y que dependen de diferentes variables tales como la oferta y la demanda de suelo, la cercanía a las capitales del área, la facilidad de acceso por carretera, la cercanía a aeropuertos y aeródromos y la distancia que las separa de los muelles de carga ferroviarios. Debemos tener en cuenta también no solo el lugar para instalarnos de manera cómoda sino que también tendremos que pensar en nuestros trabajadores y es que si instalamos nuestro centro de trabajo en una zona comercial alejada de los principales núcleos de población de la zona, correremos el riesgo de tener falta de personal o que nuestros empleados lleguen tarde a sus puestos de trabajo debido a la distancia que les separa de sus hogares familiares.

Las conexiones, una gran baza a jugar a la hora de escoger el lugar idóneo

Quizá pueda parecer algo obvio, pero a la hora de escoger la ubicación definitiva de nuestro centro de trabajo debemos tener muy en cuenta cuáles son las conexiones con las que contamos a nuestro alcance, y es que si nuestra compañía se dedica a la logística, debemos seleccionar un emplazamiento como el que han hecho Amazon o Unipost en San Fernando de Henares, puesto que a su alcance tienen la terminal de carga del aeropuerto Adolfo Suárez – Madrid Barajas, además de todas las carreteras radiales de España que parten de la capital, con lo que consiguen ponerse en carretera o en el aire sin perder prácticamente ningún tiempo. En otras ocasiones deberemos situar nuestra empresa cerca de puertos de gran tamaño como es el caso de la firma francesa PSA que a menos de tres kilómetros de su planta de ensamblaje de Vigo tiene la terminal de carga del puerto de Bouzas desde el cual exporta un gran volumen de vehículos en barco para todo el mundo, aunque esta no es la única salida ya que, como es lógico, parte de ellos salen por carretera cargados en gabarras con lo que los accesos a vías de alta capacidad son fundamentales pero, otros muchos, emprenden camino a su destino en trenes destinados específicamente al transporte de coches, por lo que la campa de la fábrica, cuenta además con una vía y rampas de carga y descarga a la que llegan los trenes y que tiene conexión con la red ferroviaria española, en este caso, para que se puedan trasladar de forma cómoda y sencilla.