Un recibidor de revista

¿Vas a empezar a decorar tu casa o quieres darle un lavado de cara cambiando los muebles de la misma? Pues párate unos minutos a leerte este artículo porque vamos a darte unos consejos para, gracias al catálogo de muebles de la tienda online Dismobel y unos pequeños trucos, puedas tener un recibidor de revista, algo muy importante, ya que esta parte de la casa es más que una zona de paso, se trata de la carta de presentación de tu vivienda y dice mucho de ti. Por ello debes darles personalidad y conectarla con el resto de la casa.

Lo primero que debes hacer es dedicarle un poco de tiempo para pensar bien en cómo lo vas a usar y qué te gustaría ver cuando entrases en casa. Aquí hay que ver para qué lo utilizaremos. A mucha gente le gusta llegar y nada más entrar poder vaciarse los bolsillos, posando la cartera, el bolso, las llaves… Otros por ejemplo precisarán de un mueble zapatero porque prefieren deshacerse de los zapatos nada llegar de la calle y no manchar el suelo de casa. El caso de la moto, el abrigo… Pueden ser múltiples por lo tanto las opciones, pero eso sí, precisamos muebles para que nuestras pertenencias no queden desordenadas y lo que demos en realidad sea una gran sensación de desorden. No hay nada peor que entrar en una casa y que transmita sensación de caos. Si quieres guardar muchas cosas necesitas muebles que las mantengan en orden. De hecho, conviene sustituir los percheros, que pueden crear una gran sensación de desorden, si en lugar de ellos podemos hacer hueco para poner un armario. Por muy pequeña que sea la entrada, intentaremos equiparla con un miniarmario. Aprovecha una esquina o un rincón de poco fondo, con 40 centímetros basta. Lo importante es que quede lo más integrados que puedas en la decoración. Puedes incluso comprar material en Multipinturas y pintarlo como las paredes o unificarlo con la carpintería.

Otro de los trucos o consejos más importantes que debemos dar para este espacio de la casa es que hay que esconder lo feo, por así decirlo, como es el cuadro de la luz o el telefonillo. No sirve de nada decorar bien el recibidor si estos elementos desentonan con el resto. Por ejemplo, debemos tener ubicaciones lo menos visibles posible para estos elementos y que sean diseños fáciles de integrar, como con el mismo color de la pared.

Además, conviene también darle amplitud a esta parte de la casa. Doblar el espacio de un recibidor pequeño o llenar de claridad uno oscuro es posible si planificas bien la iluminación, el uso de los colores y la elección de los muebles. El secreto del éxito se encuentra en seguir la siguiente máxima: el tamaño de los muebles debe guardar proporción con el recibidor y no obstaculizar el paso. Hay que dejar al menos 90 centímetros para pasar. Y tenemos que elegir piezas útiles y atractivas, y mejor si no son muy grandes.

Por otro lado, cuando los metros no abundan el recibidor debe tener un solo personaje principal y, el resto, han de ser secundarios. Puede ser un mueble recuperado, una pared con color o un gran cuadro. Lo fundamental es centrar la atención en un único elemento. Pero además podeos usar el ingenio y utilizar elementos que no ocupan excesivamente y que pueden modificar la percepción del espacio, como revestir las paredes con un zócalo. De esta forma ganarán profundidad y amplitud visual, y si es alto, perspectiva y un punto de fuga. Para ensancharlo visualmente otro truco es elegir elementos de formas horizontales, como baldas, cubrerradiadores o consolas.

Asimismo, como decíamos al principio, tenemos que conectar el recibidor con el resto de la casa para que esta crezca y gane claridad. Para lograrlo, busca que compartan elementos decorativos y elimina alguna barrera, si no puedes convertir una pared en tabique de cristal o abrirla parcialmente, es más sencillo sustituir una puerta ciega por una acristalada y la luz natural bañará el recibidor. Otro elemento que nunca falla es colocar un espejo. Pero eso sí, este no debe ir enfrentado a la puerta de la entrada, ya que puede crear confusión, mucho mejor si refleja una ventana y sus vistas.

Dónde comprar todo este mobiliario

Para hacerse con los muebles y los elementos decorativos necesarios para dar vida a este espacio tan importante de la casa, os recomendamos la tienda online de Dismobel, ya que además de ser muy cómoda por poder comprar desde casa con un solo clic, tiene también uno de los catálogos más amplios de piezas de mueblería y decoración de diferentes estilos y a un gran precio que directamente nos llegarán a casa.

En la tienda de muebles online de Dismobel los compradores pueden encontrar un amplio catálogo con las últimas tendencias en muebles y decoración con lo que lograran que su hogar tenga un estilo y una personalidad propia. Y eso sí, aunque actualmente ofrezcan los servicios en línea a sus clientes, estos no deben olvidarse de que sus productos están más que avalados por una experiencia que está por encima del medio siglo de recorrido dentro del sector del hábitat, la distribución de muebles de las mejores marcas y la fabricación de los mimos a medida. Por ello, su tienda de muebles a través de la red sigue siendo todo un espacio de confianza para comprar de forma fácil, segura y rápida.

Además, en Dismobel tenemos siempre la posibilidad contar con una atención personalizada desde su departamento de Atención al cliente, lo que muchos agradecemos a la hora de comprar a través de la red, ya que en esos momentos suelen surgirnos dudas como las medidas, el color exacto, el tipo de material, etc.

Y como decíamos antes, no podemos perder de vista tampoco que en Dismobel cuentan con los mejores precios en sus selecciones de muebles de salón, dormitorios, sillas y mesas de comedor, habitaciones infantiles y juveniles y en toda su sección de productos de descanso. Es más, pese a su continuo esfuerzo por marcar sus productos con el mejor precio, se comprometen a que si sus clientes lo encuentran todavía más bajo, ellos lo igualan y les regalan el 40 por ciento de la diferencia, así como un 10 por ciento de descuento en su próxima compra. Asimismo, hay que recordar que todos sus productos cuentan con una financiación a doce meses sin intereses, y pueden ser pagados como cliente prefiera, bien a través de transferencia, por paypal o incluso con tarjeta de crédito como Visa o Mastercard.

Por último, y a diferencia de lo que ocurre con tiendas de muebles low cost, en Dismobel te llevan el pedido gratis a casa y montan estos muebles, además de retirar los antiguos. Algo muy de agradecer, ya que si lo hacemos nosotros y no somos muy duchos podemos llegar a armar grandes chapuzas caseras.