Colores para negocios

Colores para negocios

De sobra es sabido que para los profesionales de la construcción y la reforma no es lo mismo pensar en transformar una vivienda, sea del tipo que sea, que pensar en transformar un comercio, un negocio de cualquier tipo o un establecimiento de hostelería. Y es que la vivienda debe estar pensada por y para quien viva en ella, pero el negocio debe estar enfocado a captar la atención del transeúnte, del posible cliente, y no basarse en el gusto del propietario del mismo. Por eso, siempre hay unas claves que han de seguirse al pie de la letra.

Por un lado, es importante dejar claro que hay ciertos tipos de negocios donde debe primar siempre una sensación sobre otra y por eso es importante conocer ciertas pautas básicas que se convierten en primordiales en este tipo de reformas. Por ejemplo, ¿sabéis por qué en las clínicas privadas y consultas médicas el color que más destaca es el blanco? Pues porque es un color que proyecta una imagen de pureza, limpieza e higiene, algo muy valorado en cualquier consulta médica, y mucho más en un hospital. Una habitación pintada de color oscuro puede estar incluso más limpia que otra blanca pero la sensación de higiene que aporta aquella en la que predomina el color claro hace que la decoración de la oscura no sea la ideal en este caso.

Podríamos decir que esto tiene mucho que ver con la psicología del color, que no es más que la influencia en las emociones y el estado mental que tienen los colores. Veamos algunos ejemplos:

Blanco:  como ya hemos visto, el color blanco proyecta una imagen de pureza, limpieza y paz que el resto de colores no consigue proyectar, de ahí que sea un color muy utilizado en negocios relacionados con la salud.

Amarillo: un color que representa la luz y el oro, por lo que suele mover sentimientos de facilidad y alegría en el ser humano, aunque hay que tener cuidado con él pues también se ha descubierto que en ciertas personas este color despierta la envidia y la ira, de ahí que se use para dar toques de color en habitaciones o negocios pero nunca como color de base predominante.

Rojo: el color rojo implica peligro, fuerza y estimulación, por eso hay empresas que no quieren verlo ni en puntura (curiosa frase hecha en este caso) pero hay otro tipo de negocios a los que les viene muy bien como, por ejemplo, las empresas de ocio, parques de atracciones y similares.

Naranja: el naranja se asocia a la acción, a la exaltación y por eso es fácil ver este color ene l marketing político. Recordemos de hecho que es el color de Ciudadanos, un color que es también optimista en las sociedades occidentales.

Azul: este color representa la tranquilidad, la frescura y la inteligencia, de ahí que se emplee mucho en marketing, de hecho si nos fijamos en los logos de Facebook o twitter podemos verlo pues es un color elegante y corporativo. Al transmitir pureza, por ser también el color del agua, también es muy utilizado en combinación con el blanco en negocios relacionados con la salud.

Verde: el color de la esperanza, de la ecología y de la juventud, un color que incita al bienestar y de ahí que se haya usado durante muchísimos años en las escuelas europeas para pintar aulas, pupitres e incluso las fachadas de los colegios. Eso sí, en un tono claro.

Morado: un color muy valorado porque representa la sofisticación, la elegancia y el feminismo. Se usa mucho en los productos anti-edad, cosméticos y productos de higiene femenina.

Rosa: el color de la dulzura y la delicadeza que usan muchas marcas de juguetes para niñas, la más conocida probablemente es Barbie, pero también Hello Kitty, My Litle Pony y otras marcas relacionadas con lo femenino como Cosmopolitan y Victoria´s Sectet.

Gris: muy relacionado con la tenacidad y la tranquilidad, aunque sea un color que a priori pueda denotar tristeza. Es un color muy usado por marcas de lujo como Jaguar o Swarovski.
Negro: actualmente este color se asocia a la muerte y a la destrucción, pero es innegable que es un color elegante que llama la atención por lo que muchas marcas que buscan ese efecto lo llevan usando desde hace años, como Nike, Dios, Adidas o Chanel.

Pero ¿qué colores recomiendan los expertos para los negocios hosteleros? Reta2, expertos en decoración de restaurantes en Madrid, recomiendan tonos claros que simbolicen la higiene y la limpieza, algo muy importante en la hostelería, combinados con colores que capten la atención del usuario y con colores sufridos para que la suciedad que pudiera haber en hora punta no sea motivo para que un posible cliente pasara de largo. De este modo, se puede usar un color sufrido como el gris o el color tierra para el suelo, el blanco predominando las paredes y un color vistoso quesea corporativo para toda la decoración, como amarillo, azul, naranja o el que elija el dueño del negocio.

Lo importante es saber qué tipo de negocio es el que vas a tener y cuál es la mejor decoración con la que puedes contar, teniendo en cuenta que lo que prima no es lo que te guste a ti mismo, sino lo que vende o lo que proyecta.