Cómo reformar y equipar tu casa en la playa

Cómo reformar y equipar tu casa en la playa

Ya se acerca cada vez más la temporada veraniega donde la gente comienza a migrar a destinos cálidos y playeros para disfrutar de sus vacaciones. Por esto, aquellos que tienen una casa en la playa querrán hacer las reformas necesarias para recibir a la familia o alquilar a los vacacionistas en un espacio con todas las comodidades.

Cuando comencemos con esta renovación, de seguro pensaremos que tenemos una idea clara de lo que queremos, pero es importante tomar en cuenta que la reforma en este tipo de ambientes no es igual a hacer una en la ciudad.

Por esto, la empresa de construcción y reformas Marzal, nos asesora con sus conocimientos en el área.

Aspectos a tener en cuenta al momento de reformar tu casa en la playa

Entre los aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de revisarla tenemos:

  • Revisa la estructura. Es importante que sepas el año en que fue construida la casa y cuantas veces ha sido reformada, ya que esta información te permitirá tener una idea principal sobre lo que necesita tu vivienda.
  • Sistema eléctrico. Si el apartamento que tienes cuenta con muchos años y en ningún momento fue reformado, deberías renovar el sistema de cableado, incluyendo los enchufes e interruptores; de forma que ahora cuentes con la potencia eléctrica que necesitan los dispositivos de hoy en día..
  • Sistema de cañerías y tomas de aguas. Si el sistema de cañerías es antiguo, debes renovarlo al igual que sucedía con el sistema eléctrico. De igual forma, también es posible que necesites colocar llaves en la cocina y los baños.
  • Las ventanas también juegan un papel fundamental en la reforma de una casa en la playa. En algunos casos puede que cuentes con ventanas de madera muy primitivas y que suelen deteriorarse fácilmente en este ambiente, ya que en este tipo de lugares frente al mar suele haber mucho viento que, a su vez, trae salitre, haciendo que la vida de la madera sea mucho más corta.
  • Planifica la distribución. Cuando queremos reformar una casa, nos damos la oportunidad de hacerlo a nuestro gusto. Entonces, por ejemplo, si estamos hablando de un pequeño apartamento, quizás puedes ganar algo de espacio eliminando algún tipo de tabique; o puedes colocar una cocina en tu salón con una barra tipo americana. Tu creatividad será el límite, Eso sí, te recomendamos consultar con un profesional en reformas que te asesore con su experiencia dándote consejos y alternativas que se adapten a lo que quieres para tu espacio.

 

¿Cómo equipar tu casa en la playa?

El momento de equipar nuestra casa en la playa es una parte tan importante del proceso de reforma que decidimos dedicarle su propio apartado. Y es que, aunque este punto ya depende de las preferencias y gustos de cada quien, siempre hay algunos consejos generales para equipar tu vivienda de la mejor forma:

  • Utiliza tus recuerdos. Si vamos a utilizar la casa para vacacionar con nuestros seres queridos, será un bonito toque llenar las paredes y rincones con hermosos recuerdos junto a ellos. Para esto, incluye hermosos cuadros decorativos con fotos que nos recuerden a buenos momentos en familia, con nuestra pareja o nuestros amigos.
  • Elige los colores clave. Los colores básicos para lograr un estilo marino son por excelencia el blanco y la gama de azul. Por esto, se suelen usar en las paredes y demás elementos decorativos con el propósito de evocar la sensación del mar. La iluminación del entorno que rodea tu casa debe ser atrapada y llevada a ella, y te puedes ayudar del color blanco para lograrlo. Tomando este color como base, puedes iniciar tu propio estilo como tal. Por ejemplo, puedes usar algunos tonos alegres como el amarillo, el azul o verde. Sumarle un toque alegre con colores pasteles para separar diferentes zonas. En fin, tienes una gran variedad de propuestas para obtener resultados integrales en tu casa de la playa haciendo que le puedas dar mayor vitalidad.
  • Paredes con rayas. Al pintar las paredescon rayas se destacan más los entornos, ya que las líneas se apoderan de la habitación y la hacen lucir aún más náutica. Para lograr el resultado deseado, es importante tomar en cuenta el grosor de las franjas. También puedes además combinarlo con objetos ornamentales de madera en la pared.
  • Telas marinas. Las tendencias marinas nunca pasan de moda, por lo que un buen toque para nuestra casa sería buscar textiles que sean de color azul marino, rayas, beige y blanco. También puedes tener algunos cojines con peces o anclas; o alfombras que combinen con el resto de la decoración o que hagan un contraste de colores interesantes. En cuanto a las cortinas, trata de que no sean pesadas. Esto será suficiente, ya que otro consejo clave es intentar evita utilizar tantos elementos que recargues el ambiente.
  • Piensa en los materiales de los muebles. La madera blanqueada o ratán son uno de los materiales favoritos para la decoración de casa vacacionales, debido a su resistencia y durabilidad. Además, estos le dan luminosidad a toda la composición y crean un aspecto vintage al mobiliario.
  • La madera debe ser la base de este barco. El material del piso debe ser la madera. Esto porque le da contraste al espacio y crea esa sensación de estar en un barco en alta mar.
  • Usa elementos decorativos divertidos y originales. Existe gran variedad de opciones para decorar un espacio con el estilo marino; desde mallas, cañas de pescar, estrellas de mar, salvavidas hasta barcos y faros. Y es que en el mundo del diseño, éste tipo de decoración es uno de los favoritos.
  • Utiliza pocos elementos. Para lograr una buena composición no tienes que gastar mucho dinero. Verás que si utilizas pocos elementos el espacio parecerá sacado de una revista de diseño, siempre que seas creativo y tengas buen gusto al seleccionar los elementos.
  • Tematiza las habitaciones. Puedes tejer forros para las almohadas porque asemejan la idea de las redes para pescar, colocar una impresión en tela de un paisaje alusivo al mar, colocar cuadros con imágenes marinas, como una bahía, el mar, algunos barcos; e incluso, usar balsas, salvavidas, peces y demás, para integrarlo a la decoración. La idea es que parezca que al entrar a la habitación te estás teletransportando a un camarote en mitad del mar.
  • Dale valor al paisaje. Lo mejor de tener un piso o casa en la playa es la vista, por lo que es clave que le saques provecho a esta gran ventaja combinando las mesas de centro, muebles y demás elementos con inspiración en el paisaje a través de tu ventana.
  • Practica el minimalismo. Sin importar el estilo por el que quieras apostar, no debes abusar de los objetos. Además, debes procurar hacer uso de la luz natural en todos los espacios para darles más amplitud.

En el caso de que lo quieras ofrecer en alquiler:

Si más bien quieres reformar tu casa para alquilarla y así tener un ingreso extra durante las temporadas vacacionales, deberás tomar esto en cuenta a la hora de hacer la planificación.

Por ejemplo, es muy recomendable seleccionar muebles para tu cocina que sean resistentes, ya que así  evitas que tus inquilinos puedan dañarlos con facilidad.

En este caso, no es rentable que remodeles el suelo. Si tienes una superficie de granito, la cual es muy común en casas de playa que tienen muchos años, solo debes darle una pulida y hacer que quede impecable.

En cuanto a la cama o el sofá, utiliza un sistema click. Solo tienes que abrir utilizando el respaldo y ahí tienes el colchón. Quizás puedan ser más caros, pero ya que solo hay que tener muy poco cuidado cuando vaya a abrirse o cerrarse, te libera de que algún inquilino descuidado lo dañe y debas invertir en uno nuevo antes de tiempo.

También debes procurar asegurar tu vivienda. Para esto, debe estar construida a más de 500 metros de distancia del mar, río o laguna, o ubicarse a más de 15 metros de altura de alguno de estos. Además, debe tener menos de 50 años de construido o remodelado; el material debe ser concreto armado o mampostería y ser usada sólo como vivienda por los inquilinos, no como una tienda o negocio.

Asimismo, debes tomar en cuenta que la temporada de fin de año también genera más riesgos, sobre todo al considerar actividades que pueden ser generadas por terceros y que pueden afectarnos, como sucede con las fogatas, fuegos artificiales, lámparas de Camboya o cortocircuitos por las luces navideñas.

De hecho, durante estas épocas, las inundaciones o filtraciones también son muy comunes, pues al no ser utilizadas durante todo el año pueden generar problemas en sus cañerías.

Por último, si tu piso está amoblado, debes asegurar su estructura (que incluye la cochera, el depósito, mamparas, ventanas, instalaciones fijas y muebles empotrados); así como hacer una lista con todas las cosas que están dentro de ella que quieras proteger. Así te asegurarás de que todo se te devuelva en perfectas condiciones.