La rehabilitación le gana la partida a la obra nueva en nuestro país

La rehabilitación le gana la partida a la obra nueva en nuestro país

La construcción de obra nueva ha sido una constante en este país desde que muchos y muchas tenemos uso de conciencia. Hemos visto crecer ciudades, pequeños municipios y polígonos industriales en las últimas décadas, lo cual facilitó, en su día, que se produjera el tremendo boom inmobiliario y de la construcción sobre el cual dependía, en una buena medida, la economía española. Aunque la crisis económica ha atentado gravemente contra este sector, todavía a día de hoy sigue teniendo una gran importancia en nuestro país. Los datos avalan esta teoría y los expertos en economía española también.

Sin embargo, son muchas cosas las que han cambiado en lo que tiene que ver con esta actividad en los últimos años. La construcción de obra nueva ha dejado paso, al menos en parte, a lo que tiene que ver con reformas y rehabilitaciones, que son ahora las que copan la mayoría del trabajo de las empresas constructoras. En efecto, no cabe la menor duda de que las personas que se dedican a este tipo de actividades pasan ahora más tiempo rehabilitando que construyendo. En muchas ciudades españolas nos lo podrían garantizar de primera mano.

Son muchas las cifras que ponen de manifiesto lo que os acabamos de transmitir. Una de ellas la proporciona el diario El Mundo en una noticia que fue publicada en el año 2016 y que aseguraba que el 80% de las empresas de reformas de nuestro país había aumentado su volumen de facturación. Y esa es la mejor prueba de que la reforma es ya una constante en la economía española y en lo que tiene que ver con la disposición de los edificios de nuestras ciudades. De eso ya quedan muy pocas dudas.

Todavía disponemos de más datos que defienden la teoría que venimos comentando a lo largo de estos párrafos. Una noticia que fue publicada en el portal web Mejores Edificios informaba de que el número de reformas que había experimentado Madrid durante el año 2018 había crecido un nada despreciable 5’5%. Desde luego, está claro que es tendencia optar por una reforma en los tiempos que corren. Y es que la sociedad moderna en la que vivimos demanda edificios modernos. En muchas ciudades ya se están dando cuenta de este tipo de asuntos.

Son muchos los locales comerciales que se están rehabilitando y reformando en muchas de las ciudades que forman parte de la geografía española. Esta es una de las mayores necesidades de una gran cantidad de negocios, por ejemplo, en el entorno de la capital de España, Madrid. Y es que en esta ciudad ha habido trabajo en lo que respecta a la emisión de licencias de apertura en los últimos años. Así nos lo ha contado desde Prada Ingenieros, una entidad dedicada a la tramitación de licencias relacionadas con la apertura de locales comerciales reformados.

Una labor que será cada vez más habitual

La rehabilitación y la reforma de edificios y locales comerciales será cada día un poco más habitual en los años que están por venir. Es algo que nos dicen desde la entidad de la que os hemos hablado y que ratifican las empresas constructoras, sabedoras como son de que el futuro de su negocio pasa de manera inapelable por este tipo de asuntos. En algunas ciudades, eso sí, se nota más que en otras. Y Madrid ha sido, desde hace algunos años, un claro ejemplo de ello. Un ejemplo que se va a extrapolar más pronto que tarde.

Pero no son solo locales comerciales los que se están rehabilitando. Tampoco son solo viviendas. Una buena parte de las rehabilitaciones tiene que ver con edificios históricos, como museos, iglesias, catedrales o colegios. Desde luego, el sector público es el promotor de una buena parte de las rehabilitaciones que se llevan a cabo en las ciudades de nuestro país y ese es el motivo por el que se apuesta por reformar edificios históricos como los que os hemos enumerado. Es algo que, por otra parte, es necesario y hablará bien de nuestro patrimonio cultural.

El cambio de mentalidad que se ha experimentado en el sector de la construcción es digno de elogio en un sector que parece estar adaptándose a las nuevas necesidades de las ciudades españolas. No obstante, hay algo que no debe cambiar: y es la obtención de una licencia de apertura de un determinado local o edificio público en el que se haya acometido algún tipo de reforma. Esta es una de las labores más importantes, si no la que más, a la hora de garantizar la seguridad de las personas que acudan a visitarlo o que trabajen en dichas instalaciones.