Los andamios, mucho más que un servicio para las constructoras

Muchos de nosotros pensamos que los andamios se dedican única y exclusivamente a las obras y es que es aquí donde los vemos de forma más común, sin embargo, lo cierto es que esto no es así, ya que además del clásico, tienen otros muchos más usos. Como todo en esta vida, el paso del tiempo junto con los avances tecnológicos ha ido variando las formas y los modelos de este tipo de estructuras, sin embargo, la realidad es que su uso, sigue siendo el mismo que se le daba cuando se introdujeron en la construcción, el de poder trabajar en altura sin mayor problema. Aunque con una diferencia, en la actualidad también lo podemos ver llevando a cabo otro tipo de funciones que más adelante os iremos desgranando y, aunque algunas de ellas ya las conocéis, otras os parecerán, cuanto menos, curiosas.

Cuando hablamos de un andamio, en su definición más clásica, nos estamos refiriendo a una construcción que se suele hacer de carácter provisional con el fin de poder permitir a los trabajadores de la obra el acceso a cualquier punto de la construcción con total independencia de la altura a la que tengan que acudir. Además del obrero, como es lógico, también está pensado para que podamos llevar los materiales con la misma facilidad ya sea en obras nuevas o en rehabilitaciones de fachadas. Asimismo, en algunas ocasiones también se usan andamios para realizar de forma provisional, puentes, pasarelas o plataformas las cuales son sostenidas por madera o acero en Occidente mientras que en Asia se cambian estos materiales por el bambú. En la actualidad, la inmensa mayoría de los andamios que operan en nuestro país son prefabricados y construidos de forma modular.

Es interesante resaltar que en España se aplican las Normas Europeas UNE-EN 12810 y UNE-EN 12811 para que la construcción de los andamios sea estándar y atendiendo siempre a una gran calidad de los materiales, así como la comprobación de sus propiedades y los aspectos geométricos que capacitan a estas estructuras para que realicen el cumplimiento de sus funciones sin problemas. AENOR es la agencia encargada de que estas normativas se cumplan en España.

Según su función general, en la actualidad nos podemos encontrar hasta cuatro tipos de andamios diferentes, que son:

  • Andamios para el desempeño de un trabajo
  • Andamios de seguridad
  • Andamios para servicios
  • Andamios de apuntalamiento

Dentro de los andamios para el desempeño de un trabajo, el tipo de material con el que hayan sido construidos nos abre otro abanico y es que este, es quizá el punto más importante, los criterios de construcción, de ahí, que estos tipos de andamios se pueden dividir en:

  • Andamios metálicos
  • Andamios de fibra de vidrio
  • Andamios de madera y combinados

La realidad es que en la actualidad existe una gran multitud de tipos de andamios diferentes los cuales son adaptados para cada uno de sus usos y, gracias a esto, se pueden emplear en cualquier tipo de obra o construcción que tengamos que llevar a cabo, así como en los otros usos que le podamos otorgar. Sermaco es una empresa líder en el alquiler de estructuras de andamiaje y nos ofrece un sinfín de posibilidades en función de nuestras preferencias para cada una de las necesidades específicas que tengamos cuando necesitemos un andamio.

Otros usos de los andamios más allá de los habituales en el sector de la construcción

Además de los usos más convencionales a los que estamos acostumbrados como son los relativos al sector de la construcción, lo cierto es que existen otros múltiples usos diferentes que le podemos otorgar a este tipo de estructuras provisionales. Si nos emplazamos en un gran premio de automovilismo o motociclismo, veremos que a lo largo de todo el trazado hay una serie de puentes que cruzan la pista, sobre todo en Mónaco, al tratarse de un circuito urbano. Esos puentes se realizan mediante andamios que se crean únicamente para el paso de peatones durante la carrera. Asimismo, también nos podremos encontrar con torres o pilares hechos con andamios y que se utilizan como soporte para las diferentes cámaras de televisión. En estos mismos circuitos o en campos de fútbol, los andamios también son destinados a servir como elemento estructural de gradas supletorias, por lo que su uso es más común de lo que pensamos.