Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es ITE?

Si te has preguntado en alguna ocasión qué es el ITEE, hablamos de la Inspección Técnica de los Edificios con la que un técnico facultativo va a evaluar el estado en el que está el edificio y también se encarga de establecer las obras que sean precisas para su conservación o rehabilitación. Hablamos de un control técnico que lo deben pasar la totalidad de edificios que tengan una antigüedad que sea superior a los 50 años, como dicen los artículos legales al respecto.

El objetivo principal es el que haya un mantenimiento de carácter preventivo que garantice que el edificio va a tener las condiciones a nivel de seguridad, salubridad y de habitabilidad que sean precisas.

¿Quién es el responsable de realizar la ITE?

Como nos comentan los profesionales de iteedificios.es, los que ostentan la propiedad del inmueble son los que tienen que realizar la contratación de la empresa que se va a encargar de hacer dichas inspecciones. Este tipo de actuaciones, tanto los informes como las obras que se hagan, tienen importante elevado, aunque son bastante rentables al revalorizarse el inmueble y mejorar bastante la habitabilidad del mismo.

¿En qué va a consistir la ITE?

Aquí un técnico facultativo va a ser el que se encargará de evaluar cómo se encuentra el edificio en cuestión. Para todo esto hará una inspección de carácter visual y tomará datos sobre diversos aspectos a nivel de estructura y de conservación.

Es preciso saber que debe hacer una inspección del estado de la cimentación y de la estructura, las fachadas y las medianeras, así como la estanqueidad, y las cubiertas, además de las instalaciones generales en cuanto a fontanería y saneamientos.

Como ya hemos dicho antes, un técnico facultativo es quien se va a encargar de hacer la evaluación de cómo se encuentra el edificio. Para todo ello hará una inspección visual y tomará datos sobre los diversos aspectos a nivel estructural y de conservación.

Una vez que se inspeccionen dichos elementos el facultativo hará un informe donde va a quedar detallado el estado en el que se encuentra dicho edificio. Cuando el resultado sea favorable, los propietarios no van a tener obligación de hacer obra alguna, presentándose el acta al ayuntamiento que corresponde y archivándose hasta la inspección siguiente.

El proceso vale por una década y se debe notificar a la inspección en el Registro de Edificios y Construcciones.

Cuando la ITE no sea favorable, el informe tiene que incluir información sobre las diversas obras que se deban acometer a fin de que el edificio se encuentre en buen estado. Este informe será presentado al ayuntamiento para que lo conozca. Partiendo de ahí la comunidad de vecinos deberá realizar una licencia para la ejecución de las obras. Cuando las mismas acaben, dependiendo de si van a ser proyectos técnicos o no se va a presentar un certificado nuevo que detallará que las obras fueron realizadas y que será favorable.

Rehabilitación energética de un edificio

Cuando no se pasa la ITE, se recomienda la rehabilitación a nivel energético del edificio, todo ello dependiendo del grado y de cómo se encuentre a nivel general, se van a proponer distintas actuaciones.

Entre las mejores que acostumbran a implementarse en la rehabilitación a nivel energética están:

Mejoras en el aislamiento, particularmente la envolvente térmica del edificio.

Mejoras en las instalaciones térmicas y de iluminación.

La integración de las energías renovables

Las comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales, constituidas como propiedad horizontal.

Las empresas que se dedican a la explotación arrendamiento o concesión de edificios.

Las empresas de servicios de carácter energético

Existen una serie de acciones que son susceptibles de recibir las ayudas que logren una gran reducción en mejores de las emisiones de CO2 y de consumo energético final en los edificios, de tal forma que se consigan mejoras a nivel de eficiencia energética.

Las acciones que sean susceptibles de recibir las ayudas van a ser las que logren una reducción de las emisiones de CO2 y del propio consumo de energía final de los edificios.  En el contexto en el que vivimos, donde el sector residencial en nuestro país va a ser responsable del 17% del consumo energético final y con un parque inmobiliario antiguo, la rehabilitación energética de los edificios es una solución fundamental.

Deseamos que todo lo que hemos comentado sobre las ITE sea de utilidad en el caso de que estés interesado en este tema. Hemos intentado hacerlo lo más didáctico posible. Así que ya sabes, ahora es tu turno ponerlo en práctica.

Compartir
Facebook
Twitter

Noticias relacionadas

Scroll al inicio