Todo lo que debes de saber para legalizar una instalación eléctrica en baja tensión

Todo lo que debes de saber para legalizar una instalación eléctrica en baja tensión

El sector industrial es uno de los más complejos de entender por parte de la ciudadanía de a pie y es que cada sector es un mundo y, con él, cada empresa más si cabe. Así, a la hora de llevar a cabo la instalación de una nueva compañía, esta se ha de adaptar a todas y cada una de las normativas que estén vigentes en el momento de la construcción, no solo en lo que afecta al suelo en el que se asiente o a su actividad en cuestión, sino que también a todas y cada una de las normativas que rigen cada una de las instalaciones que esta empresa tenga, desde las de ventilación a las eléctricas, pasando por las de aire comprimido o informáticas, entre otras muchas. Es por ello por lo que todo este trabajo técnico se tiene que llevar a cabo por profesionales, los cuales firmen las instalaciones, así como se cercioren de que todo el montaje está correcto y cumple con los mínimos exigidos de calidad por la legislación vigente de cada país en cada una de las materias que ataña.

En este sentido, en el caso de las instalaciones eléctricas en baja tensión, antes de su puesta en servicio, toda la instalación eléctrica deberá́ ser sometida a una verificación. Así, el encargado de realizarla es el instalador autorizado que hizo la instalación, bajo la supervisión, en su caso, del director de obra. En este sentido, tanto en el RBT como en la norma UNE 20460-6-61 se hace alusión a dos tipos de pruebas: verificaciones y ensayos, correspondientes a las dos fases del proceso de verificación previo a la puesta en servicio. La norma UNE 20460-6-61 se refiere a las «verificaciones por examen» en su parte 3, y a los «ensayos» en su parte 4. Además, cabe reseñar que el orden en el proceso de ejecución es el siguiente: en primer lugar, se realizará la verificación por examen y a continuación los ensayos que procedan.

  • Verificación por examen. Esta verificación consiste en comprobar que el material empleado en la instalación es el que figura en el proyecto o en la MTD, que dicho material no presenta daños y que ha sido instalado correctamente.
  • La norma UNE 20460-6-61, parte 4 establece una serie de 10 ensayos con un orden preferente de ejecución. Por otra parte, el RBT establece otras medidas adicionales a la norma concretadas en las ITC-BT.

Teniendo en cuenta los ensayos que se prevén en estos documentos, se establece el siguiente orden preferente para su ejecución según la norma UNE 20460-6-61 parte 4 y el RBT:

  • Continuidad de los conductores de protección y de las uniones equipotenciales principales y suplementarias.
  • Resistencia de aislamiento de la instalación eléctrica.
  • Protección por separación de circuitos MBTS (Muy Baja Tensión de Seguridad) y MBTP (Muy Baja Tensión de Protección) y en el caso de protección por separación eléctrica.
  • Resistencia de suelos y paredes.
  • Ensayo dieléctrico.
  • Medida de la resistencia de puesta a tierra (ITC-BT-18: Instalaciones de puesta a tierra).
  • Ensayos de polaridad.
  • Medida de la resistencia de bucle (ITC-BT-24: Instalaciones interiores o receptoras. Protección contra contactos indirectos).
  • Comprobación de los interruptores diferenciales (ITC-BT-24: Instalaciones interiores o receptoras. Protección contra los contactos indirectos).
  • Medida de alumbrado de emergencia (ITC-BT-28: Instalaciones en locales de pública concurrencia).
  • Medida de corrientes de fugas (ITC-BT-19: Instalaciones interiores o receptoras. Prescripciones generales; ITC-BT-24: Instalaciones interiores o receptoras. Protección contra los contactos indirectos).
  • Ensayos funcionales.

Como podéis comprobar, las comprobaciones y verificaciones que hay que llevar a cabo no son nada fáciles, por lo que siempre es importante contar con la ayuda de un profesional reconocido a la hora de llevar a cabo las instalaciones. En este sentido, si vosotros no tenéis a ningún profesional de confianza que os pueda llevar a cabo este trabajo, nosotros os recomendamos que contéis con el asesoramiento te Ingeniería y Medio Ambiente Durhi, quienes os ayudarán desde la experiencia y os asesorarán acerca de cual es el mejor tipo de instalación en baja tensión que podéis montar en vuestra empresa.

¿Cuáles son las medidas y ensayos exigidos por el RBT 2002?

Entre otras, ya que en total podemos contar hasta nueve diferentes, en las medidas y ensayos exigidos por el RBT 2002 se describen los siguientes tipos de ensayos:

  • Protección por separación de circuitos. Para evitar el riesgo de un choque eléctrico peligroso tanto por un contacto eléctrico directo como indirecto con la fuente de alimentación se utilizan pequeñas tensiones de alimentación. La instalación ha de estar separada galvánicamente de la red de alimentación.

Los conceptos MBTS (Muy baja tensión de seguridad) o MBTP (Muy baja tensión de protección) comprenden valores que no exceden de 50 V en c.a. (corriente alterna), o 75 V en c.c. (corriente continua), y se alimentan con una fuente con aislamiento de protección, generalmente con un transformador de seguridad.

  • Resistencia de suelos y paredes. Se utiliza en quirófanos o salas de intervención de acuerdo con la norma UNE 20460-4-41 apartado 413.3 «Protección en locales o emplazamientos no conductores». En el caso del RBT, este tipo de medidas se recogen en la ITC-BT-27 y en la ITC-BT-38.
  • Ensayo dieléctrico. Este ensayo se realiza a los materiales construidos in situ y que por tanto no están sometidos a ensayos tipo. Los circuitos que hay que ensayar han de estar libres de tensión. El ensayo es una prueba de esfuerzo del tipo pasa-no-pasa que ha de realizarse una vez desconectados de la instalación todos los receptores.