Dale una nueva vida a tu hogar con unos sencillos trucos

Dale una nueva vida a tu hogar con unos sencillos trucos

Llega el invierno y con él muchos momentos en casa junto a tus seres queridos, por lo que quizás llegó la hora de darle una nueva vida, ya sea por estética o por funcionalidad. Lo primero, antes de nada, es tener una buena planificación, saber qué es lo que falla en la vivienda. Las reformas en casa, al principio generan gran desconcierto y hasta estrés, pero si lo tienes todo controlado te evitarás sorpresas. Una de las preocupaciones más frecuentes es la distribución del espacio, ¿cómo puedo ahorrar espacio?, ¿cuáles serán los muebles adecuados?, ¿dónde los puedo encontrar?, ¿a quién puedo llamar para que me aconseje? Muchas veces se cometen grandes errores como buscar y comprar uno mismo los materiales necesarios y es que esto puede resultar muy tentador en algunos comercios por sus bajos precios, pero esto se debe a que no incluyen suministro ni montaje de los mismos, dos aspectos muy importantes a tener en cuenta en una reforma. Tampoco es una buena idea tomar nuevas decisiones durante la reforma y lo ideal es invertir todo el tiempo necesario en conseguir el diseño perfecto para tu casa antes de hacer ningún cambio, ya que, de lo contrario, nos acabaremos arrepintiendo.

Cuando iniciamos una reforma, todos nos imaginamos algo único e impactante. Queremos algo especial, que despierte la curiosidad de los invitados y a la vez necesitamos que cumpla con todos los requisitos diarios de una casa cómoda y funcional en todas sus estancias. Sin dejar de lado nuestros deseos, gustos e incluso caprichos, siempre tratamos de buscar el equilibrio entre lo útil y bonito. Un simple detalle espectacular y llamativo puede cambiar por completo un espacio de la casa convirtiéndolo así en único. Podemos hablar de un armario empotrado, que siempre es una buena opción para dar sensación de mayor amplitud, por lo que, si al igual que nosotros estáis pensando en instalar uno, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Wardrobe System, puesto que ellos son expertos en la fabricación de armarios y vestidores a medida, por lo que, con su experiencia, os garantizamos que os quedará como anillo al dedo. Además, otra buena opción es aprovechar el espacio bajo la cama usando canapé, cajoneras…. Pero, sobre todo, déjate asesorar por los profesionales sobre la distribución de los diferentes muebles, ya que ellos aprovecharán el espacio al máximo.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de escoger el mobiliario?

  • Lo primero es revisar el estado de la casa, puesto que los muebles deben integrarse perfectamente en la decoración de la misma.
  • El estilo va influir por completo en la decisión del mobiliario, ya que para una casa vieja se usarán más los muebles de aspecto “rural” o “vintage” que para una casa o piso moderno, diáfano o de aspecto contemporáneo.
  • El espacio de cada habitación definirá como serán los muebles para optimizar espacio sin restar luminosidad y aprovechando cada centímetro al máximo.
  • Funcionalidad: los muebles aparte de decorativos también tienen que ser funcionales y por eso su elección tiene que ir más allá de lo estético. Antes de elegir un mueble debemos pensar que uso vamos a darle y si realmente se ajusta a lo que nosotros necesitamos.
  • Mezcla estilos: antiguamente se compraba el mobiliario todo a juego, en cambio, ahora, lo que se lleva es la mezcla de estilos, pero siempre con sentido, por lo que una buena opción sería un sofá diferente, pero a tu gusto.
  • Busca un mueble que sea el protagonista y dale prioridad, puede ser un pequeño armario de un color diferente, un sofá individual con forma “vintage” pero un color moderno y llamativo.

El gotelé, una decoración de antaño

Además de cambiar los muebles o mezclar algunos estilos, otra de las recomendaciones que os hacemos, sobre todo en el caso de aquellos que, como nosotros, contéis con un piso que ya tiene unos años, es que le deis una nueva vida a las paredes. En este sentido, muchas de las edificaciones que cuentan con 20 o 30 años, tienen gotelé en sus paredes y es que esta era una forma muy sencilla de eliminar diferentes imperfecciones, así como disimularlas, en el caso de que no se pudiesen retirar. Además, también es cierto que disimulaba la suciedad, sin embargo, en la actualidad, su uso está muy pasado de moda. Por ello, rascar las paredes para eliminar el gotelé y optar por una pintura uniforme o en diferentes tonos, pero sobre una pared lisa, es una de las mejores recomendaciones que os podemos hacer.