Elementos de peso a la hora de comprar o reformar una vivienda.

Elementos de peso a la hora de comprar o reformar una vivienda.

El proceso de decisión de compra de una vivienda es bastante complejo, ya que la inversión que se tiene que realizar es lo bastante grande como para no dejarse llevar por los caprichos o los impulsos por el miedo (y realidad) de perder dinero con una inversión tan importante como es la compra de una casa.

Muchos ciudadanos se encuentran en el momento idóneo para comprar una vivienda en propiedad, y una vez que ven el mercado se dan cuenta de que los precios han subido en los últimos años, y precisamente no de manera ligera. Y ello nos hace pensarnos si lo mejor es reformar en lugar de comprar.

Este pensamiento es bastante común, y para resolverlo tenemos que tener en cuenta que una reforma de una vivenda no siempre merece la pena, pues el dinero que tenemos que invertir no siempre podremos recuperarlo. Sobre todo si tenemos en cuenta el nivel de detalle que se le quiera dar a la vivienda una vez reformada.

Pero existen soluciones alternativas a la reforma y a la compra de una nueva vivienda. Precisamente esto es lo que ofrece la empresa Arca, que ofrece servicios de inmobiliaria y de reformas integrales en Burgos, Valladolid y Palencia, con más de treinta años de experiencia en el sector. De esta manera podrás comprar una vivienda y reformarla sin tener que buscar más empresas que te ayuden a reformar tu nueva vivienda.

Pero como comentábamos anteriormente, hay muchos factores que hay que tener en cuenta a la hora de reformar o comprar. Para decidir tenemos que pensar a largo plazo, ya que probablemente la vivienda en la que vayamos a vivir esté con nosotros durante varias décadas.

Y hay que tener en cuenta los factores como la pareja, la intención de tener hijos, o la distancia que hay hasta el trabajo. Esta decisión no es sencilla, pero sin duda es necesaria para que, como decíamos al principio, no nos arrepintamos de tomar una mala decisión que nos haga perder dinero.

Resolvemos la eterna duda entre comprar o reformar

El primer elemento que tenemos que tener en cuenta a la hora de decidir es la localización. Vivir cerca del trabajo, de la escuela, de los papás, suegros, de un centro comercial y hasta de los amigos son criterios que influyen en la localidad deseada del inmueble. Por ello, cuando la búsqueda se concentra en una zona específica, las opciones serán más abundantes en casas que ya están construidas, sobre todo tratándose de zonas urbanas, puesto que localizar un terreno disponible para construir será más difícil. Adicionalmente, existen zonas donde existe una gran variedad de desarrollos inmobiliarios, poniendo sobre la mesa la disyuntiva entre comprar una casa nueva o usada.

En segundo lugar, debemos de tener en cuenta el factor tiempo. Sin importar las razones que motiven la urgencia de encontrar una vivienda, éste es un factor que definitivamente inclina la balanza a comprar una casa. El tiempo invertido en la reforma o reconstrucción de un inmueble es muy variable ya que hay que considerar la elaboración del proyecto, definir y aprobar los planos de la casa, tramitar los permisos ante correspondientes, el tiempo de construcción, los posibles problemas que pueden surgir y también la preparación para entrar a vivir.

El diseño importa, y mucho. Cuando no existe mucha exigencia en el diseño del inmueble, la adaptación a una casa construida no representará un problema. Los espacios, ambientes o dimensiones del inmueble pueden no coincidir con las expectativas de la casa ideal, pero cuando se pueden realizar pequeños cambios y estos son suficientes para cumplir el gusto de los nuevos dueños, este concepto no será una limitante para la compra.

Por el contrario, cuando el diseño es primordial y los espacios como la cocina, antecomedor, comedor, sala o servicios han sido pensados a detalle basados en la dinámica personal o familiar, difícilmente un diseño estándar podrá satisfacer las necesidades del comprador, inclinando la decisión a la construcción bajo un diseño particular y específico.

¿Consideras que existen otros factores a la hora de decidir si comprar o reformar una vivienda? Déjanos tu respuesta en la caja de comentarios.