Trabajando por el ahorro en el consumo

Trabajando por el ahorro en el consumo

A nivel profesional es muy común la búsqueda constante de optimización de tiempos, rentabilidad en el uso de materiales, investigación para encontrar ventajas competitivas y, por supuesto, un ahorro en el consumo. Todo con un fin bien definido: la optimización de procesos y la maximización de beneficios.

Motores eléctricos reductores

En cuanto al ahorro, son muchas las alternativas que se pueden barajar, los motores reductores ayudan a reducir el consumo de electricidad y, además, a cuidar y alargar la vida de los motores de las máquinas. Estos motores reductores de velocidad no son muy conocidos en el ámbito doméstico, pero son el alma del sector industrial. Se utilizan por norma general y ayudan a optimizar los procesos y a la obtención de óptimos resultados.

motores-reductoresLos ámbitos en los que se utilizan estos motores son muy variados y diversos:

En el sector agrícola se utilizan para conseguir una mejora de rendimiento en el riego de grandes extensiones de cultivo o de plantas.

También se utilizan para movilizar el acopio y reparto de forraje que sirve de alimento para las reses.

En la industria del cristal, gracias al perfecto control de la velocidad que se consigue con esta maquinaria, para obtener giros constantes que permitan dar forma al cristal caliente. En el limado y desbastado de las piezas también se usan, de este modo se obtienen bordes redondeados y lisos.

En laboratorios también se utilizan, sirven para regular la velocidad del centrifugado de ciertos elementos, entre otras cosas.

Una de las principales ventajas de estos motores que varían la velocidad a la que trabajan las máquinas repercute directamente en la prolongación de la vida útil del motor principal, que no tiene por qué necesitar usarse siempre a la velocidad que esté predefinida en fábrica.

La instalación y acoplamiento no supone mucho tiempo de mano de obra, porque mediante acoples, bridas, ejes, soportes o alargaderas se consigue un acoplamiento perfecto. Esta flexibilidad permite una adaptación excelente a todo tipo de situación y se consiguen excelentes resultados.

Iluminación

Otra forma de ahorrar en el consumo es a través de las bombillas. Las bombillas de bajo consumo supusieron un firme paso al frente en la reducción de vatios de consumo y en el aumento de la potencia lumínica. Actualmente, las bombillas de leads han supuesto un nuevo avance que consigue reducir nuevamente el consumo eléctrico.

En cuanto a la iluminación, otra fuente importante de ahorro, consistiría en tener un gasto cero durante el día, es decir, aprovechar la luz natural del exterior para iluminar las instalaciones. El mejor ahorro de energía que se puede conseguir es no utilizándola, así no se consume. Cada año, con los cambios de hora, se intenta optimizar el consumo de energía buscando un mayor rendimiento de la luz natural, trabajando el máximo tiempo posible durante las horas de luz.

Las energías renovables

La inversión realizada para el uso de este tipo de energías es interesante para no depender de la variabilidad de los precios de la luz, tanto los términos fijos como los variables, que dependen de la cantidad del consumo. Obtener un suministro de energía independiente y estable permite un cálculo de costes energéticos mucho más fiable que aquél que depende de la especulación o de la demanda que haya en ciertos momentos.

Deja un comentario