Un cambio de imagen en tu hogar con unas puertas nuevas

Un cambio de imagen en tu hogar con unas puertas nuevas

Las puertas de tu casa son de madera buena, pero el tiempo, ha hecho de las suyas y a día de hoy, se ven viejas y desgastadas. Quieres repararlas, pero no sabes si sería mejor llamar a un profesional o bien hacerlo tú misma. La primera opción es la más cómoda y normalmente ofrece mejores resultados. La segunda, supone un esfuerzo por tu parte que tendrás que hacer todo el trabajo, pero para también es verdad que es la alternativa más económica.

Si decides hacelo tú mismo, estás de suerte, has llegado a buen sitio, porque en este post, te vamos a dar algunos consejos para que puedas reformar tus puertas de forma sencilla y sin gastar mucho dinero. Con estos pequeños trucos, tus puertas quedarán como nuevas. ¡Empezamos|

Distintos tipos de puertas

1. Puertas de madera

Las puertas de madera dan poco trabajo. Tan solo es necesario darle una mano de barniz al agua. El resultado te sorprenderá, consiguiendo un acabado más natural, y la puerta parecerá como nueva. Si además, le cambias la manilla por una nueva, conseguirás una reforma de lo más profesional. No importa el estilo de tu vivienda, en la sección de Manillas de Main Grip, podrás encontrar un montón de modelos de manivelas, desde las más clásicas a las más modernas. Disponen de distintos tipos de placas, largas, cuadradas, rombo, así como rosetas de diferentes tamaños. Además, se pueden hacer en distintos acabados y combinar con manetas de latón o porcelana. Te quedará de maravilla.

2. Puertas de cristal

Una alternativa a las puertas convencionales son las puertas de cristal. Decoran y son muy funcionales, aportando mucha luz a la vivienda. Los cerramientos de aluminio y vidrio de Aluminios Villafontana son perfecto para terrazas o porches y cuentan con una amplia gama de perfilerías y colores a disposición de sus clientes. Además ofrece la posibilidad de tener perfiles bicolor, uno para el exterior y otro para el interior de la vivienda. Todo un lujazo.

También puedes ponerla en el cuarto de baño del dormitorio, para separar estancias y que entre la luz, pero sin renunciar a la intimidad que exige este habitáculo, por eso, en este caso, los vidrios serán ahumados.

Y por supuesto, quedan fenomenal separando la cocina de la sala de estar. Cuando quieras, las abres y unes las estancias, y si buscas una mayor intimidad, las cierras y punto. Las puertas de cristal son las mejores aliadas de la luz, tanto solar como artificial.

Y por último, si colocas las puertas acristaladas en el pasillo, dejarás que entre la luz en toda la vivienda.

3. Puertas blancas

Las puertas blancas de madera correderas son ideales para integrar en la decoración, aportando un estilo de lo más elegante. Puedes reformar tu antigua puerta decapando y recuperando la madera y colocando La colocaron un sistema de riel y da acceso al dormitorio.

4. Puertas de aluminio

En la entrada, iría estupendamente una puerta de Aluminios Franco, fabricada en aluminio para dar un toque de lo más elegante a la puerta de entrada, aportando personalidad y estilo a tu vivienda.

Otra opción consiste en combinar diferentes tipos de puertas, con un mismo diseño, creando espacios dinámicos y decorativos en la vivienda.

Recuerda que los diseños sencillos son los favoritos de los decoradores de interiores, ya que se integran perfectamente en la decoración.

¿Has visto? Si apenas te llevará un poco de tiempo y con muy poco esfuerzo. Es muy sencillo. No hace falta hacer obras, ni poner la casa perdida con los escombros, ni apartar los muebles. No requiere una inversión muy elevada, y en unos días tus puertas estarán como nuevas. Si son antigua tan solo necesitas darles una mano de pintura o barniz natural y listo, tu casa, parecerá otra.

Reforma las puertas de tu casa de manera sencilla

Reforma tus puertas en 4 sencillos pasos. Te decimos cómo hacerlo.

  1. Desmontar. Es necesario para poder acceder a todos los rincones y ángulos sin dificultad.
  2. Lijar. Antes de nada, lija para que la madera absorba mejor la nueva pintura, si no, puede despegarse, así también eliminarás los posibles restos de pintura o barniz.
  3. Reparar. Si hay piezas estropeadas, arréglalas antes de pintar. reponerlas.
  4. Acabado. Aplica la pintur la pintura o barniz, como prefieras y mejor si son al agua, que no son tóxicos y no huelen mal.

Hasta aquí nuestros consejos. No lo olvides, con una simple mano de pintura o barniz, tus puertas, como nuevas.