El hormigón, un material elemental para el sector de la construcción

El hormigón, un material elemental para el sector de la construcción

Valorar qué sectores de producción son los más rentables en un país como el nuestro no es una tarea muy complicada. Todos y todas somos conscientes de que una actividad como el turismo es la base de la economía española, pero lo cierto es que no es la única que contribuye de una manera sustancial a que nuestro país tenga cada vez un PIB más alto y que hayamos, de esta manera, salido de una crisis que nos había puesto entre la espada y la pared desde el año 2008. Pero el turismo no ha sido la única actividad que bien merece un reconocimiento por sus servicios y aportes al bien común. La construcción sigue siendo elemental y así lo ha demostrado en los últimos tiempos.

Decimos que sigue siendo elemental porque nunca ha dejado de serlo en ningún momento. A pesar de la crisis inmobiliaria que azotó al mundo durante casi una década, lo cierto es que la construcción se ha mantenido como uno de los sectores más importantes y más rentables de economías no solo como la española, sino como la de otros países de nuestro entorno y también de países clave en el orden mundial como Estados Unidos o Japón. Y eso dice mucho de la relevancia de una actividad como de la que venimos hablando.

Los datos recientes del sector de la construcción en España avalan la importancia de una actividad como de la que estamos hablando. Según una noticia que fue publicada en el medio especializado El Vigía, las constructoras de origen español consiguieron una facturación de 40.000 millones de euros solo en lo que respecta al extranjero, lo que pone de manifiesto la importancia que tiene esta actividad en el mundo y la tremenda confianza que hay depositada en las entidades constructoras de nuestro país.

Otra noticia, en este caso publicada en la web de El Mercantil, aseguraba que el año 2018 había sido clave en la recuperación del negocio de la construcción en España. En concreto, se hacía referencia que el sector había mejorado su facturación en un 7% y que el volumen de esos ingresos había sido de más de 120.000 millones de euros. Se trata de datos muy alentadores y que a buen seguro van a reportar una dosis muy interesante de tranquilidad a todos los sectores de actividad que están relacionados de una manera directa o indirecta con el negocio de la construcción.

La cantidad de beneficios que están asociados a una actividad como la construcción en España no están ni siquiera cuantificados. Son muchas las actividades que dependen de una manera indirecta de un sector como este. Hay que tener en cuenta que en la construcción se trabaja con muchos materiales, y que hay un buen abanico de empresas que se dedican a trabajar con cada uno de esos materiales. El hormigón es, quizá, el más representativo de todos. Y así es como nos lo han comentado recientemente los trabajadores de Ebrocorte, una entidad que se encuentra especializada en el corte y perforación de un material tan elemental para la construcción como el hormigón.

Una maquinaria esencial 

La tecnología es una de las cuestiones que más beneficios ha reportado para el negocio de la construcción en todo el mundo. Gracias a ella, se han acelerado procesos, se ha conseguido una mayor protección del trabajador y, en general, se ha convertido al sector en uno de los más eficaces y eficientes de todo el panorama económico nacional. Y, claro, eso genera una cantidad de ventajas con las que antes no se contaba y que repercuten en el buen funcionamiento y la buena salud de la que dispone, en los tiempos que corren, la construcción española.

Imaginaos lo complicado que sería trabajar un material tan resistente como el hormigón si no se pudiera disponer de maquinarias que estuviera confeccionada específicamente para ello. Al referirnos a la tecnología como un medio de avance de la construcción, hablábamos en términos generales. Si queremos concretar es aportación tecnológica, podemos hablar perfectamente de como la maquinaria de la que hemos hablado contribuye aquel trabajo con hormigón sean mucho más fácil, más rápido y, en definitiva,  más eficaz.

Son muchas las personas que se benefician de procesos como de los que estamos hablando y está claro que esta debe ser la línea a seguir de cara a los próximos años en una actividad con el renombre y la potencia tela construcción. De ser así, obtendremos beneficios más pronto que tarde. Desde luego, es innegable que es una actividad que es clave para la economía española y que no cabe la menor duda de que así lo va a seguir siendo. Que esta actividad goce de una salud inquebrantable será la mejor noticia para una economía que, gracias a esta y otras actividades, vuelve a sonreír.